« Make healthy hydration the new norm »

Efectos de la deshidratación en la cognición y el estado de ánimo

Nuestro cerebro está compuesto por un 83% de agua. Así pues, parece lógico que la deshidratación pueda tener un impacto en las funciones cognitivas y en el estado de ánimo.

Varios estudios llevados a cabo en personas sanas han analizado los efectos de deshidratación inducida en el rendimiento cognitivo y la función motora: fatiga, estado de ánimo, tiempo de respuesta para toma de decisiones, memoria a corto y largo plazo, atención, matemáticas… Al parecer, tan sólo un 2% de deshidratación es suficiente para afectar negativamente las funciones y el rendimiento. ¹ ² Algunos estudios han sugerido que pueden presentarse efectos adversos con una deshidratación de sólo el 1%. ³ ⁴

En particular, los niños pequeños y los adolescentes, pueden representar riesgo de reducción en las funciones cognitivas (concentración, estado de alerta y memoria a corto plazo) debido a una hidratación insuficiente. ⁵ ⁶

Referencias